Viernes  28 de abril de 2017.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Encomendero
  • Zona arqueológica Tehuacalco
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Mural en la ciudad de Tixtla
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
  • Danza de Los Apaches
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Con agua y flores, fragmento
  • Tlacololeros
  • Santuario en Olinalá
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Danza guerrerense
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Pescado a la talla
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
  • Monumento a la Bandera en Iguala
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
  • Entrada Fuerte de Acapulco
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

Patrocinadores

  • Consejo de la Crónica de Iguala
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Patrocinador 2015-2017
  • Patrocinador 2015-2017
Visitas desde el 24-Feb-2012
3269696
HoyHoy996
AyerAyer2799
Esta semanaEsta semana15360
Este mesEste mes58533
TodosTodos3269696
Día más visitado 05-03-2016 : 7883
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 52

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Boa constrictor

Constrictor constrictor. Es una de las boas que corresponde al orden escamosas, suborden ofidios, familia boidos. Otros nombres: mazacuata, víbora sorda.

Es de cabeza pequeña rectangular y cuello delgado; cuerpo rechoncho y comprimido, con la cola corta; es lenta al desplazarse. Color: en el dorso es café claro con manchas oscuras alargadas en la cabeza y el resto del cuerpo muestra manchas romboidales oscuras de centro blanco. Su tamaño puede alcanzar los cuatro m de longitud.

A raíz de la fuerte persecución a la que se ha sometido a esta culebra no es fácil localizarla; sin embargo, se encuentra en casi todo el territorio estatal (en lugares pedregosos y en cualquier tipo de selva, inclusive en manglares y palmares).

Su comida es a base de mamíferos, aunque en ocasiones consume reptiles y aves. No es ponzoñosa, pero existe la creencia de que para atrapar a sus presas primero las inmoviliza lanzándoles un vaho hipnotizador y ya en este estado las engulle enteras, comenzando por la cabeza. También se dice, en el medio rural, que posee dos aguijones: uno en cada lado del orificio anal, que utiliza para inyectar veneno a sus agresores, sólo en caso extremo de enojo (referencia proporcionada por Antonio Ramírez de Mezcala, quien refiere que para observar dichos aguijones basta presionar la región lateral del ano y de inmediato brotan).

Son animales vivíparos; la época de reproducción es el periodo de lluvias, y las camadas son de 20 a 50 crías.

El principal enemigo de este reptil es el hombre, quien la persigue para consumir su carne en algunos casos, pero más bien para aprovechar la piel en la confección de diversos objetos finos de talabartería: botas, cinturones, carteras, bolsos, etc., sin olvidar que también sirve como mascota. Para su conservación se requiere que las autoridades del ramo la protejan.

(EAV)