Martes  25 de julio de 2017.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
  • Mural en la ciudad de Tixtla
  • Tlacololeros
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Zona arqueológica Tehuacalco
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Con agua y flores, fragmento
  • Entrada Fuerte de Acapulco
  • Monumento a la Bandera en Iguala
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
  • Danza guerrerense
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Santuario en Olinalá
  • Danza de Los Apaches
  • Encomendero
  • Pescado a la talla
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

Patrocinadores

  • Consejo de la Crónica de Iguala
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Patrocinador 2015-2017
  • Patrocinador 2015-2017
Visitas desde el 24-Feb-2012
3439044
HoyHoy650
AyerAyer1069
Esta semanaEsta semana1719
Este mesEste mes26500
TodosTodos3439044
Día más visitado 05-03-2016 : 7883
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 40

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Cuajinicuilapa

Municipio. Cabecera municipal del mismo nombre. Se constituyó el 1 de abril de 1852, según Decreto 18, expedido por el Congreso del estado, con el agregado “de Santa María” en honor del coronel Francisco Atilano Santa María.

Toponimia, escudo y/o glifo. El nombre procede del náhuatl cuauhxonecuilli, atl, pan; el primer vocablo se refiere al cuajinicuil, árbol de la familia de las leguminosas cuya vaina es comestible; atl significa agua y, por extensión, río; pan es un sufijo locativo que se traduce con la palabra en; la unión da por resultado: “en el río de los cuajinicuiles”.

Escudo

A iniciativa del presidente municipal Andrés Manzano Añorve, el escudo fue aprobado en sesión de cabildo en el año de 1998. En él se representa el faro, la luz que emite y que guía el camino de los navegantes ubicado en Punta Maldonado; el color azul indica la unidad del nativo con el mar; la choza o “redondo” alude a la vivienda típica de la raza negra, y como monumento histórico el brocal de un pozo artesiano que se encuentra a un costado de la iglesia de Cuajinicuilapa.

Reseña histórica (cronología). Cuajinicuilapa albergó a las tribus que se asentaron en la provincia de Ayacaxtla y se ubicó en Cuahuitlán, perteneciente al cacicazgo de Tututepec. Los habitantes originales fueron mixtecos y tlapanecos.

Al llegar los españoles a esas tierras obligaron a los indígenas a trabajar en el cultivo del algodón y de la caña de azúcar, así como en la cría de ganado; los lugareños enfermaban con frecuencia y centenares morían; entonces, como las Leyes de Indias protegían a los indígenas, los encomenderos decidieron usar negros traídos del Caribe y de África, quienes poco a poco se adueñaron de los pueblos que habían pertenecido a los indios, apoyados por caciques españoles que apreciaban más la fuerza de trabajo de los negros.


Mural histórico en el Museo de las Culturas Afromestizas.

Se atribuye al español Mateo Anaús Mauleón, mariscal de Castilla, el hecho de poblar con cien familias de negros los terrenos que le fueron otorgados por el rey de España en el último cuarto del Siglo XVI, ya que la población indígena había sido diezmada por las condiciones de trabajo. Mauleón también pobló San Nicolás Coyotepec y fundó el asentamiento de Maldonado. Protegió a cambio de mano de obra barata a todos los negros cimarrones descendientes de esclavos que huían por diferentes motivos de diversas partes del virreinato.

Los antiguos pobladores, dispersos y disminuidos, se mezclaron fácilmente con los negros y dieron lugar a una población afromestiza.

Al constituirse el municipio de Cuajinicuilapa, el coronel Francisco Atilano Santa María cedió las tierras de su propiedad denominadas Mata de Plátano a los lugareños; sin embargo, nunca las recibieron, pues pasaron a la Sociedad Pérez y Reguera por un supuesto adeudo del coronel con la Casa Pérez, de Jamiltepec, Oaxaca. A la muerte de la viuda de Pérez quedó como único propietario el señor Reguera, cuya hija contrajo matrimonio con Carlos A. Miller, que se encargó de extender y acrecentar los bienes familiares.

Durante la Guerra de Independencia los cuajileños participaron en forma entusiasta. Destacan las figuras de Juan Bruno, “el Africano”, y de Francisco Atilano Santa María con su tropa de costeños, que a falta de armas de fuego blandían el machete con tal destreza que causaban el terror entre sus oponentes.

Al triunfo del movimiento los negros fueron considerados con los mismos derechos legales que los criollos, los mestizos y los indios para posesión de tierras, aunque en la realidad todo siguió igual.

En aquellos tiempos se formaron dos latifundios: el de la señora Ambrosia Vargas y el de don Luis Méndez. Con parte de estas tierras y otras más creció el latifundio de la casa Miller. El norteamericano llegó a poseer más de cien mil hectáreas e instaló máquinas despepitadoras de algodón, fábricas de aceite y de jabón en Cuajinicuilapa y en El Capricho, con las que daba trabajo a la mayor parte de la población; también arrendaba las tierras y compraba a buen precio toda la producción.

Al llegar el zapatismo muchos lugareños se unieron a los insurrectos en revancha a los latifundistas y comerciantes, pero otros apoyaron a los terratenientes, sobre todo de la Casa Miller, que les proporcionó por muchos años un trabajo seguro. En 1913, sublevados saquearon y quemaron propiedades de los Miller, así como los comercios de Atanacio Valverde y Silvino Añorve. A partir de entonces los problemas de tenencia de la tierra causaron conflictos y decesos violentos. Para resolverlos en parte se llevó a cabo el 9 de febrero de 1988 una reunión en Cuajinicuilapa con los gobernadores de Oaxaca y de Guerrero, a fin de firmar convenios de límites entre las entidades y solventar viejas disputas.

Personajes ilustres:

  • Silvino Añorve Dávila. Nació el 8 de agosto de 1882 y murió el 2 de septiembre de 1968 en Ometepec. Gestionó y atendió la agencia de correos y tramitó la introducción de agua potable.
  • Ezequiel Ávila Olmedo. Fue uno de los dirigentes del movimiento zapatista en Costa Chica, usó como escondite y refugio La Bocana y recibió el indulto en 1919. Murió asesinado en diciembre de 1919.
  • Juan Bruno, “el Africano”. Originario de Cuajinicuilapa. Estratega combatiente notable, participó en la Guerra de Independencia a las órdenes de los generales José María Morelos y Vicente Guerrero. Se proclamó en contra de la política del general Anastasio Bustamante.
  • Francisco Atilano Santa María. Nació en Cuajinicuilapa en 1792 y murió en Pinotepa Nacional en 1854. Se adhirió al Plan de Iguala y peleó a favor de Vicente Guerrero. Donó sus tierras para que formaran parte del municipio y fue el primer presidente municipal. (v. Santa María, Francisco Atilano).
  • Manuel Zárate. Originario de Cuajinicuilapa, apoyó a los liberales, combatió la intervención norteamericana y a Antonio López de Santa Anna; se pronunció a favor del Plan de Ayutla y de las Leyes de Reforma; participó en muchas acciones de guerra militar con los generales Manuel López Orozco y Porfirio Díaz. Murió el 14 de noviembre de 1871 en el ataque a la plaza de Ometepec.

Región a la que pertenece. Costa Chica.

Localización geográfica. Se ubica en las coordenadas 16° 18’ 58” y 16° 35’ 46” de latitud norte y  98° 21’ 04” y 98° 43’ 44” de longitud oeste.

Extensión territorial. Cuenta con una superficie de 715 km2, que representa 8.28% de la superficie regional y 1.13% de la estatal.

Colindancias. Limita al norte con Azoyú y Ometepec, al sur con el océano Pacífico y Oaxaca, al este con Oaxaca y al oeste con Azoyú, Juchitán, Marquelia y el océano Pacífico.


Población. De acuerdo al II Conteo de Población y Vivienda 2005,INEGI, la población es de 23 537 habitantes, de los cuales 11 505 son hombres y 12 032, mujeres. La población del municipio representa 0.83 % con relación al total del estado.

El movimiento migratorio se dirige hacia Estados Unidos, Ciudad de México y Acapulco, en orden de importancia (II Conteo de Población y Vivienda 2005, INEGI).