Lunes  26 de junio de 2017.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Mural en la ciudad de Tixtla
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Encomendero
  • Entrada Fuerte de Acapulco
  • Santuario en Olinalá
  • Con agua y flores, fragmento
  • Tlacololeros
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Danza de Los Apaches
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Danza guerrerense
  • Zona arqueológica Tehuacalco
  • Monumento a la Bandera en Iguala
  • Pescado a la talla
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

Patrocinadores

  • Consejo de la Crónica de Iguala
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Patrocinador 2015-2017
  • Patrocinador 2015-2017
Visitas desde el 24-Feb-2012
3406911
HoyHoy1221
AyerAyer1344
Esta semanaEsta semana1221
Este mesEste mes49798
TodosTodos3406911
Día más visitado 05-03-2016 : 7883
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 48

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tlacoachistlahuaca

Municipio. Cabecera municipal del mismo nombre.

Toponimia, escudo y/o glifo. Su toponimia significa “tlacuaches en la llanura”, del náhuatl tlacoatzin, tlacuache, e ixtlahuaca, llanura. La cabecera municipal tiene el mismo significado.

Escudo

Reseña histórica (cronología). Los pueblos indígenas que integran la población del actual municipio se hallaban diseminados en la parte baja y plana de la costa, en las márgenes de los grandes ríos y arroyos. Eran de origen mixteco, descendientes de Mixtécatl, guía de una de las siete tribus que salieron de Chicomostoc. Tuvieron como asentamiento principal a Mixtecapan, reino que se extendía desde Acatlán, cerca de México, hasta Tototepec, en la costa del mar del sur. Ocupaban la mayor parte de la sierra, pequeños valles y lugares ricos en oro y plata.

Se afirma que fue Pedro de Alvarado quien en 1522 dominó al jerarca de Tultepec y que los frailes agustinos fueron los encargados de la evangelización. Durante la Colonia, los mexicanos o nahuas salieron de la costa huyendo de los negros capataces, criados de los encomenderos don Tristán de Luna y Arellano y su yerno Mateo de Manleón, que eran verdaderos azotes de los naturales, además de las epidemias de viruela, sarampión y tifo, que trajeron los conquistadores. Los pocos que sobrevivieron se refugiaron en las montañas.

Los amuzgos, dueños de las tierras bajas y extensas regiones planas cercanas al mar, corrieron la misma suerte.

A fines del Siglo XVI, el inmenso latifundio pertenecía a don Tristán de Luna, mariscal de Castilla, quien introdujo un buen número de ganado vacuno, y como sus vaqueros, a los negros que posteriormente repoblaron la región.

En la segunda mitad del Siglo XVIII, al transformarse la organización política de la Nueva España, Tlacoachistlahuaca pasó a depender del partido de Ometepec y de la intendencia de Puebla. Después de consumada la Independencia, al crearse la Capitanía General del Sur por iniciativa de Agustín de Iturbide, a cuyo mando estuvo Vicente Guerrero, también quedó incluida dentro de su jurisdicción. Sin embargo, la justicia social no llegó a la región ni después de la Independencia ni durante la Reforma liberal, pues las relaciones de dominio y explotación no fueron transformadas sustancialmente, ya que las haciendas continuaron acaparando las tierras de los indígenas y utilizaron a éstos como mano de obra fácil y barata.

Al integrarse la primera República federal en 1824, Tlacoachistlahuaca quedó integrada al municipio de Ometepec y al distrito de Tlapa del estado de Puebla, y al erigirse el estado de Guerrero en 1849, quedó incluido dentro del municipio de Ometepec del distrito de Allende. Fue hasta el 11 de mayo de 1872 cuando fue creado como municipio. Ahora pertenece al distrito de Abasolo.

Durante la Reforma, Tlacoachistlahuaca, junto con otros pueblos, apoyó el movimiento a favor de la Constitución de 1857.

Epigmenio López Barroso, en su Diccionario geográfico, histórico y estadístico del distrito de Abasolo del estado de Guerrero (páginas 57 a 62), al referirse a la cuadrilla de Cerro Verde, señala un hecho que ha causado sorpresa y controversia respecto al nacimiento de Porfirio Díaz, pues habla de varios testimonios verbales y escritos que coinciden en mencionar que quien fuera presidente de la República nació en dicha cuadrilla.

Por su parte, Amado González Dávila, en su obra monográfica de Tlacoachistlahuaca, dice que “Porfirio Díaz empezó a destacar en ese movimiento por sus amplias relaciones que sostenía en la región… pues fue muy conocido en los poblados de Pinotepa (Oaxaca), Huajintepec, Xochistlahuaca, Tlacoachistlahuaca y Huehuetónoc… en el último poblado, el hermano de don Porfirio Díaz dejó descendientes entre los indígenas amuzgos. También fueron muy conocidos los Díaz en Ometepec, Igualapa, Cuajinicuilapa, Juchitán y Huehuetán. Es posible que dicha relación con la familia Díaz, obligara a los hombres a seguir a don Porfirio en su aventura militar. Por eso suponemos que sus fuerzas estaban integradas con elementos surianos de las regiones citadas que lo siguieron en las batallas contra los franceses… y su entrada triunfal (a México) con la primera división del ejército, el 21 de junio de 1867”.

Los sucesos sangrientos de los hermanos Serdán en Puebla orillaron al pueblo mexicano a tomar las armas el 20 de noviembre de 1910.

El movimiento revolucionario en el municipio fue secundado por hombres indígenas mixtecos, amuzgos y mestizos, armados con rifles, escopetas y machetes; portando sobre sus sombreros pequeñas ramas verdes que simbolizaban la esperanza. Entre ellos: Onésimo Añorve, Herminio Zepeda, Marino Salmerón, Primitivo Añorve, Gregorio Carmona, Valentín Añorve, Domingo Carmona, Camilo Miranda, Rafael Ramos, Modesto López, Francisco Ibarra, Manuel Vargas, Juan Castañeda, Andrés Reyes, Pánfilo Cuenca, Rutilo López, Maclovio Arce, Guillermo Barajas, Vicente Peña, Ezequiel Ibarra, y otros.


Zócalo de Tlacoachistlahuaca.

Personajes ilustres. Los ciudadanos más destacados, además de los mencionados, son:

  • Juan del Carmen. Insurgente; nació en la ranchería de Cuananchinicha, quizá en 1790, y murió en Xonacatlán, municipio de Alcozauca, el 15 de marzo de 1817. A decir del maestro Amado González Dávila, era de raza indígena, descendiente de náhuatl; no obstante, otros estudiosos lo señalan como negro o mulato. Juan del Carmen es reconocido como indómito luchador por la Independencia de México. Por su valentía ocupó el cargo de segundo lugarteniente del entonces teniente don Vicente Guerrero. “… Y Juan del Carmen –dice el maestro González Dávila–, su segundo lugarteniente, espera cumplida justicia de su pueblo, de su municipio, del estado y de la nación mexicana; para él deseamos los laureles y los mármoles a que se hizo acreedor el náhuatl de Cuananchinicha”.(v. Carmen, Juan del).
  • Amado González Dávila. Maestro, periodista y geógrafo, nació en este municipio. Además de ocupar algunos altos cargos en el área educativa e incursionar en el periodismo, publicó varias obras de carácter geográfico y monográfico. (v. González Dávila, Amado)
  • Modesto López. Fue revolucionario en 1910. En la cabecera municipal se desempeñó como empleado bilingüe y recaudador de rentas. Ocupó la presidencia municipal en 1928.
  • Vicente O. Salmerón. Revolucionario; en 1912 ocupa el cargo de síndico procurador y fue electo subjefe del cuerpo de voluntarios que se enfrentaron a los zapatistas que llegaban a saquear y  estaban al mando del coronel Félix Fernández.
  • Vicente Zepeda Vargas. Presbítero, orador, hombre de cultura, impulsor de vocaciones sacerdotales.