Viernes  20 de septiembre de 2019.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Pescado a la talla
  • Entrada Fuerte de Acapulco
  • Zona arqueológica Tehuacalco
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
  • Danza guerrerense
  • Monumento a la Bandera en Iguala
  • Encomendero
  • Mural en la ciudad de Tixtla
  • Danza de Los Apaches
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
  • Santuario en Olinalá
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Tlacololeros
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Con agua y flores, fragmento
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

Patrocinadores

  • Consejo de la Crónica de Iguala
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Patrocinador 2015-2017
  • Patrocinador 2015-2017
Visitas desde el 24-Feb-2012
4480004
HoyHoy126
AyerAyer1263
Esta semanaEsta semana5413
Este mesEste mes22529
TodosTodos4480004
Día más visitado 05-07-2018 : 2924
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 8

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Delgado Casarrubias, Antonio Isidoro

Maestro y músico. Nació en Chilapa el 12 de marzo de 1891; murió en Chilpancingo el 23 de febrero de 1963. Quinto de los ocho hijos que tuvo el matrimonio formado por el abogado Eligio S. Delgado y la señora Isaura Casarrubias.


Antonio Isidoro Delgado Casarrubias el día de su boda en 1920.

Inició sus estudios en la escuela particular de la profesora Refugio Ocampo y los prosiguió en el Colegio Teresiano fundado por el obispo Ramón Ibarra y González. Formó parte del coro de infantes de la catedral de Chilapa y en 1903 empezó a distinguirse como concertista de violín. A los 12 años presentó su primer concierto. Ejecutaba además el piano, el flautín y el clarinete.

Concluyó la instrucción primaria en el Colegio del Sagrado Corazón de Jesús. Dos años cursó las cátedras de Latinidad y Humanidades en el Seminario Conciliar de Chilapa. En 1910, a los 19 años de edad, pertenecía al personal docente del Colegio del Sagrado Corazón de Jesús de dicha ciudad, donde impartía la ayudantía de Gramática Latina y Matemáticas.

Se trasladó al estado de Puebla para estudiar el bachillerato, pero los acontecimientos de la Revolución lo obligaron a abandonar este propósito y se dedicó a cultivar la música e impartir sus cátedras. Ambas disciplinas las supo conjugar de tal forma que se afirma que como educador se valía de la música para imprimir fluidez a la enseñanza; consideró al arte musical como una ayuda óptima en su labor de educador.

En Chilpancingo se recibió de Profesor de Educación Primaria. En 1916 era director de una escuela particular en Ayutla de los Libres. Combinando sus actividades, a su cargo estuvo la audición musical programada en La Quebrada, de Acapulco, el 15 de septiembre de 1917. En 1922 fue maestro rural de la escuela de Apango y en 1923 de la primaria de Tixtla. Figuró como director de la Escuela Primaria Federal Justo Sierra de Chilapa. En 1927 fungía como profesor de Cultura Musical en la Escuela Normal Rural de Cuernavaca, Morelos. En 1930 llegó como maestro a la Escuela Normal Rural de Tixtla, donde formó parte del equipo de maestros y alumnos que inició y terminó la construcción del edificio de la misma; un año después formó parte de la Misión Cultural destinada a Ometepec. En 1933 prestó sus servicios en la Escuela Rural de Ayotzinapa. También colaboró en la Escuela Normal Rural de Tlatlauquitepec, Puebla, con el profesor Raúl Isidro Burgos en 1935.

Laboró en Ayotzinapa hasta principios de 1941, año en que se trasladó al Distrito Federal para trabajar en la Dirección General de Enseñanza Normal. Maestro de Geografía en las escuelas secundarias del Distrito Federal. Maestro de la Escuela Secundaria 5 y orientador vocacional de la Escuela Secundaria 1 del D. F. En 1944, con 53 años de edad, ingresó a la Escuela Normal Superior para estudiar la especialidad de Geografía.

En 1947, con la canción Sureña, ganó el premio principal en el Concurso de la Canción Guerrerense, convocado por el Gobierno del estado.

El artista y el maestro que había en Antonio I. Delgado –a decir del maestro Raúl Isidro Burgos– modelaban a un ser humano “formal, tesonero, con gran sentido de responsabilidad y un profundo espíritu de servicio”. Ambas personalidades se complementaban cuando afirmaba: “La urgencia de material artístico para los festivales en la Escuela Normal Rural de Tixtla y Ayotzinapa nos llevó a crear bailables con temas regionales y nacionales”. En la primera de estas instituciones, impartió las clases de Solfeo y Canto Coral, y organizó una estudiantina.

Desde su juventud tuvo el deseo inagotable de interpretar la belleza y plasmarla en el pentagrama. Fue autor de muchos paisajes musicales para las escuelas rurales y jardines de niños. Los poemas sobre las Cuatro Estaciones y las dos Rondas para Niños son prueba de que tenía los conocimientos y la sensibilidad para llevar su música hasta los pequeños y hacerse entender por ellos. Durante sus años juveniles formó en Chilapa un cuarteto de cuerdas en el que figuraba, entre otros, el maestro Moisés Guevara.

Fue organista de la catedral de aquella ciudad. Director de la Banda Militar, División Sur de Acapulco, durante los años de 1918 a 1919. Maestro de Música en la Escuela Normal Rural del Estado de Morelos. Formó parte del Conjunto de Cuerdas de la Universidad Autónoma de Guerrero.

Su producción musical sobrepasa el centenar de composiciones, dentro de las que destacan: Costa Chica, chilena; Río Azul, vals; Indita linda, campirana; Guerrero es una cajita, con letra del maestro Raúl Isidro Burgos; Refresquerita de Iguala; Evocación, vals; Chilpancingueña Bonita; Azucena; Hilos de Seda; Loma Bonita; Adiós al Violín; Tristeza Infinita, capricho. Bailables como: Olinalá, El Rebozo de Chilapa, Las Cadenitas, entre otras creaciones musicales, además de coros, rondas y juegos infantiles.

El 1 de enero de 1958 alcanzó la jubilación; el 23 de febrero fue objeto de un homenaje en Espinalillo, y el 28 de otro en Acapulco. En marzo del mismo año fundó en la Ciudad de México la Asociación Nacional de Tixtlecos y Amigos. En 1959 se estableció de nuevo en Chilpancingo, donde falleció.

Entre las pocas distinciones que le han otorgado podemos señalar: identificar con su nombre a la generación 1959–1965 del Instituto Federal de Capacitación del Magisterio; grabar su nombre en las columnas de piedra de la Plaza Central de Chilpancingo, que honran la memoria de nuestros héroes y hombres ilustres; hoy se llaman Antonio I. Delgado la calle donde vivió y una de las escuelas secundarias federales de nuestra ciudad capital.

De don Hermilo Castorena Noriega tomamos las palabras siguientes: “Ahí tenemos su obra cultural y humana, que reclama una biografía formal; su música dispersa, que espera paciente ser llevada a un extenso álbum de discos, y su efigie serena y pensativa, que en las manos del escultor podrá convertirse en bronce”.

(ETA)