Domingo  17 de noviembre de 2019.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
  • Santuario en Olinalá
  • Encomendero
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Danza guerrerense
  • Mural en la ciudad de Tixtla
  • Tlacololeros
  • Monumento a la Bandera en Iguala
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Zona arqueológica Tehuacalco
  • Con agua y flores, fragmento
  • Entrada Fuerte de Acapulco
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Pescado a la talla
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Danza de Los Apaches
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

Patrocinadores

  • Consejo de la Crónica de Iguala
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Patrocinador 2015-2017
  • Patrocinador 2015-2017
Visitas desde el 24-Feb-2012
4564035
HoyHoy167
AyerAyer937
Esta semanaEsta semana9369
Este mesEste mes22319
TodosTodos4564035
Día más visitado 05-07-2018 : 2924
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 11

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Geología

La geología es la ciencia que estudia la corteza terrestre en todos sus aspectos: su composición física y química, la historia de su formación, las modificaciones que sufre y las fuerzas que las causan, las formas de los estratos, montañas, continentes, etc. Para su estudio, la geología se divide en varias ramas, entre las cuales tenemos:

La petrología: que se encarga del estudio de las rocas, su origen y su evolución.

La tectónica: que estudia las deformaciones de la corteza terrestre.

La estratigrafía: que estudia las relaciones de las diferentes capas de rocas que conforman la corteza terrestre, con base en su tiempo de formación.

Para entender la historia geológica de una región, en este caso el estado de Guerrero, es necesario echar mano de varias herramientas y técnicas geológicas que establezcan la evolución en el tiempo de las masas rocosas en esa zona. Para hacerlo, la geología se basa en la estratigrafía y en la tectónica. Por medio de la estratigrafía se puede establecer la edad de las rocas sedimentarias, dado que la evolución rara vez se repite; ello ofrece a los científicos una gran herramienta de fechado: los fósiles índice, que son como cápsulas de tiempo, ya que al presentarse en una capa de rocas pueden determinar la edad de la misma debido al grado de evolución que registraron los organismos en el momento de su muerte y posterior proceso de fosilización.

Para el fechado de las rocas ígneas y metamórficas se utilizan técnicas radiométricas, lo cual consiste en el conteo de átomos radioactivos de los minerales que contienen las rocas. Un átomo radiactivo es un isótopo inestable que se descompone a un ritmo constante en un átomo estable. El uranio 235 se descompone en plomo 207 a un ritmo tal que la mitad de sus átomos se transforman en plomo cada 704 millones de años. Si se cuenta el número de cada tipo de átomos en una muestra de roca intacta se puede saber cuándo comenzó su descomposición.

La geología del estado es compleja y variada; por ello, para abordarla, primero se establece que las rocas tradicionalmente se han clasificado en tres grandes grupos: ígneas o magmáticas, sedimentarias y metamórficas.

Rocas ígneas ó magmáticas. Son aquellas que proceden de la solidificación por enfriamiento de una masa fundida llamada magma, que es una mezcla de sustancias, fundamentalmente silicatos y compuestos volátiles (H2O, CO2, F, Cl, Br, etc.) que se forman a elevadas presiones y temperaturas (entre 600 y 1500 °C) en el interior de la corteza terrestre.

Las rocas ígneas ocupan el segundo lugar en el estado en cuanto a distribución superficial.

Las más representativas de este grupo son: basalto, diabasa, gabro, tezontle, andesita, diorita, riolita, granito, obsidiana y piedra pómez.

Rocas sedimentarias. Son rocas secundarias que se forman a partir de otras rocas que entran en contacto con la superficie terrestre y que por acción de agentes geológicos externos, principalmente agua y viento, quedan sometidas al denominado ciclo sedimentario, que consta de las siguientes etapas: meteorización, transporte, sedimentación y diagénesis (que es la etapa final del ciclo), en la que una vez depositados los materiales, sufren una alteración química y física que provoca generalmente su compactación.

En el estado, las rocas sedimentarias ocupan el tercer lugar en cuanto a su distribución superficial.

Las más representativas de este grupo son: caliza, yeso, dolomita, conglomerado, brecha sedimentaria, arenisca y lutita.

Rocas metamórficas. Son aquellas que proceden de la transformación de otras rocas sólidas preexistentes, que a su vez pueden ser magmáticas, sedimentarias o metamórficas; el metamorfismo es la transformación física y química de rocas y minerales, en respuesta a las condiciones que imperan en las profundidades de la litósfera, siendo los factores que actúan la presión, altas temperaturas y ambiente químico.

Estas rocas se consideran las más complejas y, por su formación, ofrecen una diversidad mineralógica y textural; en el estado ocupan el primer lugar en extensión superficial.

Son representativas de este grupo el gneis, el mármol, la pizarra, la filita y el esquisto.

Para resumir la historia geológica de una región se echa mano de la tabla del tiempo geológico, colocando en cada era y periodo las rocas que se formaron en ese tiempo. Esta tabla se basa principalmente en la evolución de la vida a través del registro fósil. Los métodos radiométricos de reciente creación sólo sirvieron para afinar la historia geológica.

Así podemos hablar de la era Precámbrica, hace aproximadamente 3800 millones de años, como el registro de rocas más antiguo. Las eras, a su vez se dividen en periodos, épocas y pisos, que son divisiones de tiempo más precisas y representativas por su fauna y flora fósil, así como por los acontecimientos tectónicos ocurridos en esos tiempos; las eras más importantes son: el Precámbrico, la era Paleozoica, la Mesozoica y la Cenozoica.

Geología del estado. La geología del estado no es simple, ya que se encuentra dividida en diferentes terrenos, con estratigrafías variadas, pertenecientes a diferentes ambientes de depósito, litología, deformaciones y edad variable. Además, como Guerrero está situado en el borde sudoccidental de la Placa Norteamericana, donde la fosa de Acapulco se sumerge y surgieron placas oceánicas, se han formado durante su historia geológica depósitos sedimentarios con arcos de islas y mares marginales, dando origen a varios tipos de depósitos marinos y continentales.

Para entender mejor la complejidad de la geología del estado es necesario entender el marco tectónico bajo el cual se formaron. El término terreno se aplica para explicar la sobreposición de unidades de la corteza terrestre, que son diferentes en litología (tipo de roca), deformación y edad de su basamento o parte más primitiva. La mayor parte del territorio mexicano es un conjunto de terrenos sumados al margen austral de América del Norte a través del tiempo geológico.

Precámbrico. Las rocas más antiguas se localizan al sureste del estado; se trata de gneises bandeados y metamorfizados del Precámbrico, pertenecientes al complejo oaxaqueño. De manera general, puede decirse que la mayor extensión de estas rocas se encuentra situada desde los poblados de San Marcos y Cruz Grande hacia el este, hasta continuarse en el estado de Oaxaca. Se extienden más al norte de Tlacoapa y Malinaltepec y por el sur llegan hasta el Pacífico, al este de Copala y en Punta Maldonado.

Paleozoico. Al noreste del estado, en la región de La Montaña, se encuentra una extensión de rocas metamórficas que se desarrollan a partir del poblado de Ahuacuotzingo hacia el noreste, internándose en el estado de Puebla. Estas rocas pertenecen al complejo Acatlán, el cual se ubica estratigráficamente en el periodo Cámbrico del Paleozoico inferior.

Mesozoico. Abarcando parte de La Montaña y Tierra Caliente, se encuentran depósitos del Mesozoico, con extensiones de cierta importancia al noroeste de la Costa Grande.

En las dos costas, extendiéndose hacia el norte, este y oeste de Acapulco, se presentan rocas metamórficas del Jurásico, las cuales, en diversos lugares, han sido afectadas por intrusiones graníticas más recientes. Estos granitos se extienden también en un área bastante considerable ubicada al centro de la Costa Grande.

También del Mesozoico y provenientes del periodo Triásico se presentan rocas metamórficas al sur de la región Centro. Estas rocas se extienden en una franja irregular hacia el noreste y noroeste del poblado de La Palma. Del Jurásico son los esquistos y gneises que se desarrollan en ambas costas y al sur de la región central del estado, pertenecen al complejo Xolapa; la edad de este complejo es aún motivo de estudio ya que a pesar de que se le había designado edad Paleozoica (De Czerna, 1965), el evento termal más antiguo fue reconocido en el Jurásico, por medio de los métodos radiométricos de uranio–plomo.