Martes  21 de noviembre de 2017.

Traducir

Spanish Chinese (Simplified) English French German Greek Italian Japanese Norwegian Portuguese Russian
  • Monumento a la Bandera en Iguala
  • Mural del Palacio Municipal de Tixtla de Guerrero
  • Danza de Los Apaches
  • Mujeres danzantes de Zitlala
  • Iglesia de Santa Prisca en Taxco
  • Museo Regional de Guerrero en Chilpancingo
  • Zona arqueológica Tehuacalco
  • Museo de la Bandera en Iguala
  • Fábrica de hilados en El Ticuí
  • Con agua y flores, fragmento
  • Entrada Fuerte de Acapulco
  • Ofrenda de Día de Muertos
  • Iglesia de Santiago Apóstol en Ometepec
  • Danza guerrerense
  • Encomendero
  • Santuario en Olinalá
  • Mural en la ciudad de Tixtla
  • Monumento a los héroes de la Independencia en Iguala
  • Tlacololeros
  • Pescado a la talla
Previous Next

Adquiera su ejemplar

  • Cartel Enciclopedia
  • Cartel Enciclopedia

Buscar en el contenido

Patrocinadores

  • Consejo de la Crónica de Iguala
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Visita la Feria a La Bandera
  • Patrocinador 2015-2017
  • Patrocinador 2015-2017
Visitas desde el 24-Feb-2012
3630381
HoyHoy134
AyerAyer1916
Esta semanaEsta semana2050
Este mesEste mes35630
TodosTodos3630381
Día más visitado 05-03-2017 : 4625
UNITED STATES
US
Usuarios conectados 75

Diseño Web

Ing. Sandra de Jesús Sánchez

Ing. Fernando Sánchez Garibay

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Adicciones

De acuerdo a diversos diccionarios enciclopédicos como el de la editorial ESPASA y el de Grijalbo, el término adicción se refiere al hábito incontrolable que presentan los individuos que usan o consumen periódicamente alguna droga tóxica, obligados por la dependencia física o psicológica que presentan por ella. A las adicciones también se les llama toxicomanías, y a los adictos, toxicómanos.

La adicción a una droga puede llegar a tal punto que su interrupción produce reacciones psicológicas o físicas graves que afectan al individuo adicto y lo obligan a buscar nuevamente su dosis rutinaria; esta situación por lo general perjudica también en mayor o menor grado a las personas que conviven con él.

Las adicciones más comunes socialmente aceptadas son el tabaco (nicotina) y el alcohol; sin embargo, desde hace dos décadas en nuestro medio se ha difundido ampliamente entre la población el uso ilegal de la marihuana y la cocaína. De hecho después de que durante mucho tiempo nuestro país era un ruta de paso de estas drogas hacia EU, considerado el país con mayor número de adictos, México se ha convertido en un país consumidor, hecho que provoca un grave problema de salud pública; y no sólo eso, según opinión de expertos actualmente el tráfico de estupefacientes, perfectamente organizado, mediante la corrupción o la amenaza, se ha involucrado en todos los niveles políticos, en la mayoría de los grupos policíacos y militares creados para combatirlos, y se ha vuelto un peligroso problema de seguridad social.

Por otro lado, los inhalantes, sustancias químicas tóxicas y muy volátiles, de fácil obtención, constituyen un grupo de drogas muy usadas por niños y jóvenes de bajos estratos sociales y mínima escolaridad, y forman ya parte del grupo de drogas adictivas usadas en México, sobre todo en el medio urbano.

Un fenómeno interesante advertido por conocedores en la materia es que los jóvenes que fuman tabaco o ingieren bebidas alcohólicas usualmente son los más propensos a caer en el uso de drogas mayores ilegales como la cocaína y la marihuana. Asimismo, está plenamente comprobado que los individuos que habitualmente consumen alcohol o alguna otra droga tienen una frecuencia acentuada de alteraciones emocionales y/o trastornos psiquiátricos durante su vida.

Tabaquismo.

El uso del tabaco –fumado o masticado– se denomina tabaquismo; el principal componente adictivo del tabaco es la nicotina, que estimula el estado de alerta de la persona que lo usa y le causa relajación muscular ulterior; sin embargo, además de la nicotina se han encontrado en el tabaco cientos de otros componentes nocivos para el organismo humano. La nicotina es una sustancia sumamente adictiva, con síntomas de abstinencia que incluyen irritabilidad, ansiedad, problemas de sueño, cefaleas, temblores y un deseo irrefrenable de volver a consumir tabaco.

El tabaquismo hasta la década de los 50 del siglo pasado era considerado un hábito inofensivo, socialmente elegante, de buen gusto y digno de imitarse; es en esos años cuando se confirmó la relación indiscutible entre el hábito del fumar y el desarrollo del cáncer pulmonar, padecimiento que ha adquirido las características de una verdadera epidemia.

En la mayoría de los países occidentales el cáncer de pulmón ocupa el primer lugar como causa de muerte por cáncer entre los varones, y en países como EU, donde el número de mujeres que fuma es igual o mayor que el de varones el cáncer pulmonar ha desplazado al cáncer de seno como principal causa de muerte entre las mujeres.

Actualmente también se ha encontrado estrecha relación entre el tabaquismo y la aparición de otros tipos de cánceres como el de boca (mucosa oral, lengua), laringe, esófago, estómago y vejiga. A finales del Siglo XX, estudios epidemiológicos realizados en todo el mundo revelaron que la tercera parte de muertes por cáncer en hombres y un 10% en mujeres se debían al hábito de fumar.

Es también innegable el papel que desempeña el tabaco en el desarrollo de otros padecimientos tales como la enfermedad coronaria (infartos al miocardio), la hipertensión arterial, la enfermedad cerebrovascular, la enfermedad arterial periférica (insuficiencia circulatoria de miembros superiores e inferiores), la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y la úlcera gástrica.

Los fumadores pasivos –personas que no fuman, pero son pareja de fumadores– también sufren los efectos malignos del tabaco; está comprobado que mujeres que no fuman pero están casadas con hombres fumadores tienen dos veces más riesgo de adquirir cáncer pulmonar que aquellas casadas con hombres no fumadores. Este fenómeno, perfectamente comprobado, ha obligado a las autoridades sanitarias a prohibir el tabaquismo en las oficinas públicas y a exigir áreas libres de fumadores en sitios públicos como los restaurantes.

En el país mueren prematuramente 35 000 personas cada año por causas vinculadas con el uso de tabaco; sin embargo, eso no es lo peor: lo más grave es que siendo México un país con tantas carencias, el sector salud se gasta anualmente $20 000 000 000.00 en la atención de miles de enfermos con padecimientos ocasionados por el tabaquismo crónico, con la finalidad de prolongarles la vida.

Desde el punto de vista microeconómico, el presupuesto familiar de los fumadores también se ve notablemente afectado pues el consumo paquete/año de cigarrillos representa un gasto importante en el rubro de los egresos familiares, hecho que impide una utilización más racional y ventajosa de los recursos económicos para toda la familia.