Bahías y ensenadas

Las bahías son entradas del mar a la costa, por lo general extensas y profundas, que pueden dar cabida a barcos de gran calado. Las ensenadas o recodos ocupan menor espacio y por ser de poca profundidad sólo se utilizan para navegar en pequeñas embarcaciones.
En el estado existen, de noroeste a sureste, las siguientes:

  • Bahía de Petacalco, ubicada al este de la desembocadura del río Zacatula, en el municipio de La Unión.


Puesta de sol en Petacalco.

  • Ensenada de Ixtapa y la coligada de Apies, ubicadas al norte de la Punta de Ixtapa, separadas y resguardadas por la Isla Grande de Ixtapa, en el municipio de Zihuatanejo de Azueta.

 
Bahía El Palmar en Ixtapa.

  • La ensenada de San Juan de Dios se localiza al sureste de la Punta de Ixtapa, protegida por las Islas Blancas.
  • También está en este municipio la bahía de Zihuatanejo, en su garfio rocoso.

 
Bahía de Zihuatanejo.

  • En Petatlán, al norte de la Punta Huamilule o Morro de Petatlán, se encuentra la ensenada del Potosí o de Petatlán.
  • La ensenada de Tequepa se halla al norte de la Punta del mismo nombre, en el municipio de Tecpan.
  • La bahía de Acapulco está definida entre las Puntas Guitarrón y Grifo, en su garfio rocoso.


Vista satelital de la bahía de Acapulco.

  • Entre las Puntas Bruja y Diamante, del mismo municipio de Acapulco, se manifiesta la bahía de Puerto Marqués.
  • La bahía Dulce o de la Palizada se muestra frente a la desembocadura del río de Marquelia o de San Luis, en los municipios de Copala y Azoyú.
  • En el municipio de Cuajinicuilapa, al norte de la Punta de su nombre, se hace patente la ensenada de Maldonado.

(ETA)